Un México polarizado es más fácil de ser Chingado. Ensalada de fifís y chairos.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Algo muy bueno que veo desde que López Obrador llegó a la presidencia, es que mi raza Azteca por fin ha despertado de su histórico letargo.

La raza de bronce ha dejado su anhedonia política en el olvido y ha decido tomar el asunto con la seriedad de un ciudadano francés.

Encuentro una raza de bronce más informada y sobre todo más dispuesta a ejercer su derecho a la democracia.

Sin embargo, del otro lado de la moneda. La factura a pagar ha sido una ensalada de etiquetas, una horrorosa pintura de una raza deformada.

Deformada por las etiquetas que arrastramos históricamente. Deformada por una falsa e ilusoria pirámide social.

Pirámide que según el colectivo social mexicano, la punta le pertenece al chingón y la base al chingado.

¿Quien es el chingón y quien el chingado?

Según Octavio paz en su libro de “El laberinto de la soledad”

El chingón corresponde a la etiqueta del español conquistador.Padrastro del Indio que violó (Chingó) a su india madre.

Y el chingado corresponde al mismo mexicano, abrumado por sus circunstancias históricas. (Traición entre su propia raza) su madre india ha sido ultrajada, humillada y violada, en otras palabras “Chingada”.

Muy diferente a la madre del español en cuyo caso es una madre que se entrega por cuenta propia.

De ahí la diferencia entre un “Chinga tu madre” (Violada) del mexicano, a un: “Hijo de puta” del español, cuya madre, se entrega por voluntad propia.

Y en éste ir y venir de chingados y chingones mi raza de bronce se polariza y se divide cada día más.

En esta ensalada social, debemos entender que todos somos lo mismo.

No hay chairos ni fifís. Hay mexicanos entrando a un cambio de régimen.

Hay una sociedad profundamente triste y lastimada que viene desde la conquista arrastrando sus complejos.

Hay mexicanos que chingan a sus mexicanos. Somos negros, cafés y blancos… Somos de bronce y somos lo mismo

Estamos en el mismo barco.

Mexicano, no chingues, no difames, no te unas al fantasma español que ronda por nuestras casas. Si eres pobre eres mexicano, si eres pudiente, eres mexicano, pero si en tu afán de salir adelante “Chingas” a tu propio hermano, eres un imbécil que se roba así mismo.

Espero te haya gustado mi post.

No se te olvide darte una vuelta por Udemy. Dónde encontraras mi curso de Growth Hacking.

Sé que te va a servir.

Aquí te dejo el enlace:

https://www.udemy.com/share/100Xgr/

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *