Ser como Dios y tener el poder de cambiarlo todo.Política y Cábala,ven y observa:

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No pertenezco a ningún partido, no me gusta la política a la mexicana. No soy chaíro, ni fifí. Creo que no hay una única persona que pueda crear el tipo de diferencia que estámos buscando. Las elecciones pasadas estaban centradas en el cambio a cualquier precio.

La gente sentía que cualquier cosa sería mejor que la situación previa. Pero necesitamos más que una oferta de esperanza o un cambio de partido político. NINGUNA PERSONA ni partido podrá hacerlo todo, ni siquiera hará lo suficiente. El cambio tiene que venir de cada uno de nosotros individualmente.

Desde un punto de vista espiritual, un líder es sólo el reflejo de la conciencia del pueblo. Por lo tanto, ese líder sólo podrá ser tan fuerte y poderoso como lo sean las personas a las que sirve. Los líderes malos están ahí para hacernos pasar a la acción.

La política es algo que se ha centrado en el ego, como una nube que parece sólida pero en realidad no es otra cosa que vapor.

Incluso los políticos con ideas más firmes suelen cambiar de posición constantemente, no porque cambien sus ideales, sino porque se vuelven adictos al poder de la opinión pública.

La identidad y la posesión forman parte del dominio del ego. A través del ego nos apegamos a una ideología, a un partido político, a una persona y a nuestras opiniones fragmentadas y apasionadas. En pocas palabras, la política se ha vinculado inextricablemente al ego. Por otra parte,la intención de la cábala es eliminarlo.

Tal como explica mi suegro y gran maestro: “El ego es esa voz dentro de nosotros que dispara el juicio, el control, la ira, el orgullo e incluso el odio” Es lamentable que el pri, morena y el pan saquen a relucir estás cualidades en la gente, en lugar de ensalzar virtudes como la tolerancia, la dignidad humana y la preocupación por los demás que idealmente nuestros líderes aspirarían a preservar.

No hay absolutos.

Siempre que algo se mueve en esa dirección vigila: el ego está en funcionamiento. Solo el ego quiere que las cosas sean blancas o negras, o fifís o chairos, correcto o incorrecto; quiere que afirmemos que lo somos todo o que no somos nada,que somos Donald Trump o que no somos nadie

El ego es el único Lucifer. Y todos los demonios están entre nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *